Lunes, 24 de octubre de 2011
Comentarios (0)  | Enviar


El paisaje, y en particular el Ávila, han sido tema recurrente en la historia del arte venezolano. Ya en el siglo XIX los pintores viajeros Ferdinand Bellermann. Fritz Georg Melbye, sir Robert Ker Porter, Jean Baptiste Louis barón de Gros, entre otros, visitaron estas tierras seducidos por las noticias de Humboldt y Bonpland, sobre la riqueza y exuberancia del paisaje. A estos aventureros, los siguieron muchos más, entre ellos fotógrafos como Pal Rosti, dibujantes como Joseph Thomas.


De los artistas locales, Martín Tovar y Tovar fue uno de los primeros pintores que dedicó parte de su producción al registro del territorio, y si bien es cierto que la mayoría de esos registros se hicieron en el litoral central, Macuto y sus alrededores, existen varios paisajes de Caracas hermosamente representados, entre otros, Gamboa. Luego viene la conocida historia del Circulo de Bellas Artes y la Escuela de Caracas. Ya el paisaje y el Ávila serán protagonistas con piezas excepcionales de Manuel Cabré, Pedro Ángel González, entre otros.

Esa ciudad, ese Ávila, esos fragmentos son los que regala Carlos Germán Rojas en El Ávila en fragmentos, exposición que este domingo 23 de octubre, a las 11 am, se inauguro en la nueva sede del Ateneo de Caracas.

Fotógrafo desde hace décadas, conocido y reconocido por trabajos como Imágenes de La Ceibita y …Y nació Camilo, para Rojas este paisaje siempre ha estado presente, pero en la última década le ha dedicado más tiempo de estudio.

“Quizás para él, como para muchos otros pintores, dibujantes, fotógrafos, registrar este paisaje, estos fragmentos del Ávila tengan la intención de dejar un testimonio de una Caracas que día a día se desdibuja más, entre grandes construcciones, barrios desparramados por cualquier parte, crecimiento desenfrenado y anárquico.

Estos fragmentos del Ávila nos hablan de lo bello y lo feo, de lo sublime y lo vulgar, de lo privado y lo público, del ritmo de una ciudad que no sucumbe entre miedos y retos, que lucha por no dejarse eclipsar”, escribe la curadora y museóloga Anita Tapias

La exposición permanecerá abierta durante un mes, de lunes a viernes de 11 am a 6 pm en la nueva sede del Ateneo de Caracas, ubicada en la avenida La Salle de Colinas de Los Caobos, diagonal a Venevisión. Vigilancia y estacionamiento en el Colegio La Salle.

Mayor información a través del teléfono 0212-7937015.

Nota de Prensa / DLB Group.

Compartelo


Comentarios