domingo, 17 de julio de 2011
Publicado por vivealdia @ 2:20  | Entrevistas
Comentarios (0)  | Enviar

Con un personaje diferente a los que ha realizado antes, la actriz Fedra López promete sorprender al televidente en este nuevo reto de su carrera, interpretando a Sara Morales de Uzcategui en la nueva obra del reconocido escritor Alberto Gómez, “Natalia del Mar”. “Esta telenovela logrará atrapar al televidente del primer hasta el último capítulo. La fórmula del escritor, combinada con un excelente equipo, no sólo a nivel profesional, sino también a nivel personal, hace que no tenga duda que será un éxito”, comenta la actriz.

Sara es la cuñada viuda de Adolfo Uzcategui (Víctor Cámara), al morir su esposo, él permitió que se quedara en su casa con su hijo Julián (Daniel Martínez-Campos). Desde entonces, es ella quién lleva las riendas de la casa y además, se cree su dueña. Es una mujer de cuidado y quizás, hasta peligrosa; “Sara es muy reservada, astuta, ambiciosa, inteligente, mala y envidiosa por naturaleza. Interpretarla ha sido un reto, porque tiene una personalidad muy fuerte, está llena de misterios y con una carga emotiva muy grande. Me siento muy bien con este rol, porque sé que me ayudará a crecer como persona y actriz”.

Su objetivo principal es quedarse con el amor de Adolfo Uzcategui, a quién ama desde siempre,  y por supuesto, con toda su fortuna. “Sara está dispuesta a todo por conseguir su objetivo, no importa lo que tenga que hacer o deshacer para lograrlo. Se van a presentar muchos obstáculos, pero el principal será el amor que aún siente Adolfo por su esposa muerta, y Natalia (Sabrina Salvador), que al ser el vivo retrato de su esposa, hace que ese amor ahora lo sienta por ella”.

¿Qué elemento tiene la novela, que consideres le va a gustar al televidente?

Tiene un excelente libreto, grandes actores, tanto figuras de trayectoria, como talento joven; una dirección impecable, la mejor producción, un equipo técnico inmejorable y un departamento de maquillaje y vestuario mágicos. Cuando se logra no ir a trabajar, sino a compartir y jugar con los personajes, a divertirse con los compañeros, que éstos no sean solo compañeros, sino parte de tu familia... Cuando se logra el respeto, la armonía, el cariño... Cuando se logra esto y más, entonces no es un trabajo, es un placer. Ese placer traspasa la pantalla y hace sentir a quien lo ve, parte de esa aventura fabulosa que es la novela. Para mí, ese es el ingrediente secreto del éxito.

¿Cómo fue la preparación para este personaje?

Siempre preparo mis personajes de igual forma. Me tomo el tiempo necesario para crearle una vida completa, desde su nacimiento hasta el hoy; familia, amigos, enemigos, carencias, defectos, virtudes, amores… todo. Cuando  tengo todos los ingredientes los voy incorporando en mi uno a uno, hasta lograr que ese personaje me desplace a mí para colocarse él. Es un juego y una experiencia riquísima tener la oportunidad de sentir cosas y vivir emociones, que si no prestáramos nuestros cuerpos a los personajes, jamás podríamos vivirlas.

En el tiempo que estuviste fuera de la pantalla, ¿Qué actividades desarrollaste?

Desde que comencé hacer novelas, nunca pude dedicarle a mis hijos el tiempo que realmente necesitaban y que  yo quería darles. Este trabajo tiene ventajas y desventajas, esa fue para nosotros la desventaja. Así que decidí regalarles, y regalarme un tiempo con ellos antes que cada quien tomara su rumbo (ley de vida)... Es así, que el tiempo que estuve fuera de la pantalla me dediqué a la profesión que más amo… ¡Ser madre! Madre tiempo completo, madre 100 por 100.

¿Además de “Natalia del Mar”, en qué andas, laboralmente hablando?

Además de la novela  realicé una presentación en el Anfiteatro del Sambil Caracas, de la obra “Casa en Orden” de Ana Teresa Sosa, producida por Benjamín Cohen. Ahorita estoy ensayando otra obra que es para agosto, más o menos, y también, estoy incursionando en un rubro diferente, pero que siempre me ha llamado la atención y ¡me encanta!... pero de eso hablaré más adelante (risas).

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Me gusta leer, escuchar música, cocinar, pasarme el día en la cama viendo películas (risas), definitivamente, ¡Eso es lo que más me gusta! Y por supuesto una buena copa de vino con algún amigo, que siempre termina en una conversación interesante.

¿Cómo están Bethzabet y Eros? ¿Siguen tus pasos, en cuanto a lo artístico se refiere?

Gracias a Dios mis hijos se encuentran bien, grandes, sanos, bellos y felices… Lo de bellos, no creo que ninguna madre diga otra cosa al referirse a sus hijos (Risas). Los dos decidieron que querían tener una carrera universitaria y en eso están, y yo los aplaudo…Están estudiando lo que ellos han escogido. Bethzabet se encuentra en Puerto Rico estudiando Marketing creativo en la Universidad Sagrado Corazón, y Eros está en New York, en la Universidad de Syracuse, estudiando Relaciones Internacionales. Si van a seguir mis pasos no lo sé, lo que sí sé, es que a los dos les gusta la actuación, inclusive están tomando clases complementarias  en las universidades donde estudian, y han representado diversos personajes en las obras que se hacen en los teatros de las mismas.

¿Hasta ahora que es lo mejor que te ha pasado en la vida?

Lo mejor y más hermoso que me ha pasado en la vida, son mis hijos… Le estaré agradecida a Dios eternamente por regalarme dos de sus más consentidos y bellos ángeles.

¿Un sueño por cumplir?

Que mis hijos hagan realidad todos sus sueños. Sus sueños son los míos y su realización mi felicidad.

¿A dónde quieres llegar?

Sólo quiero vivir cada día con intensidad y Dios sabrá ponerme donde debo estar.

Entrevista y Foto: Venevisión.

Compartelo


Comentarios